¿Qué es y cómo se implementa en los contenedores?

Los Kubernetes es una plataforma Open Source que automatiza las operaciones en los contenedores eliminando los procesos manuales involucrados en la implementación y escalabilidad de las aplicaciones. Con ellas se pueden crear clúster que abarquen hosts en las nubes públicas, privadas o híbridas; por este motivo Kubernetes es la plataforma ideal para alojar aplicaciones nativas de la nube que requieran expansión rápida, como la transmisión de datos en tiempo real.

Inicialmente el equipo tecnológico de Google fue el encargado del desarrollo y diseño de los contenedores, generando más de 2.000 millones de implementaciones en contenedores por semana. En colaboración con Red Hat ha trabajado en el desarrollo de los Kubernetes convirtiéndose en el segundo colaborador líder del proyecto; En el 2015 Google donó el proyecto Kubernetes a Cloud Native Computing Foundation.

¿Por qué debemos implementar Kubernetes?

Las aplicaciones de producción real abarcan varios contenedores, éstos deben implementarse en varios servidores y debido a las capas de seguridad puede dificultar el desarrollo sin embargo Kubernetes nos permite organizar y gestionar las necesidades para la distribución de la carga de trabajo de manera ágil y eficiente. El servicio de Kubernetes le permite diseñar servicios de aplicaciones que abarcan varios contenedores, programación en los clústeres, ampliar la capacidad y gestión a largo plazo.

Adicionalmente Kubernetes se integra a las conexiones en red, posee un gran almacenamiento, la opción de la telemetría y todos los servicios que se necesiten para proporcionar una infraestructura de contenedores integrales. Una vez se escalan a entornos de producción y aplicaciones múltiples se deberán usar varios contenedores para trabajar juntos y ofrecer servicios individuales, esto sin embargo aumenta la complejidad de su arquitectura, es en estos campos en los que Kubernetes soluciona varios problemas comunes en relación con la proliferación de los contenedores; para ello, los ordena y agrupa en un “pod”. Los Pods agregan una capa de abstracción a los contenedores agrupados, esto nos permite programar la carga de trabajo y prestar los servicios necesarios para cada uno de nuestros contenedores.

¿Cómo funciona y para que sirve?

Al usar Kubernetes te ofrecemos una plataforma para programar y ejecutar contenedores en clústeres de máquinas virtuales o físicas, es decir su infraestructura basada en contenedores en entornos de producción que permite automatizar tareas operativas, maximizar el desarrollo de las aplicaciones en la nube, orquestar contenedores en múltiples hosts, hacer un uso eficiente del hardware que ejecute correctamente las aplicaciones empresariales, controlar y automatizar las implementaciones y actualizaciones de las aplicaciones, montar y añadir almacenamiento para ejecutar aplicaciones con estado, escalar las aplicaciones en contenedores y sus recursos sobre la marcha, administrar servicios de forma declarativa, comprobaciones de estado y auto regeneración de sus aplicaciones con ubicación, reinicio, replicación y escalamiento automático. Sin embargo, Kubernetes depende de otros proyectos para obtener el máximo potencial como Openshift, Docker, LDAP, etc.

Uso de Kubernetes en la producción

Con Openshift usted tendrá todas las piezas de tecnología adicionales para que Kubernetes sea la herramienta más sólida y viable para su empresa, esto incluye registro, conexiones en red, telemetría, seguridad, automatización y servicios, entre otras; con respecto a sus desarrolladores ellos están creando nuevas aplicaciones e implementaciones en la nube con escalabilidad, soporte, control y orquestación que pueda transformar una buena idea en nuevos negocios de forma fácil y rápida.

Diccionario Kubernetes

Términos comunes para entender el lenguaje Kubernetes:

Master: La máquina que controla los nodos, se asignan las tareas.

Nodo: Máquinas que realizan las tareas, el master es quien las controla.

Pod: grupo de uno o más contenedores implementados en un único nodo, todos comparten la dirección IP, la IPC, el nombre del host y otros recursos, estos abstraen la red y el almacenamiento del contenedor subyacente.

Controlador de replicación: controla la cantidad de copias idénticas de un pod que se ejecutan en algún clúster.

Servicio: Separa las diferentes tareas de los pods. Los proxies de servicios envían automáticamente las solicitudes de servicios al pod correspondiente, sin importar adonde se traslada en el clúster o incluso reemplazarlo.

Kubelet: este servicio se ejecuta en los nodos, lee los manifiestos del contenedor y garantiza que los contenedores definidos estén iniciados y ejecutándose.

Kubect: es la herramienta de configuración de la línea de comandos de Kubernetes.

Articulo tomado de: «la pagina web de Red Hat, Recuperado de https://red.ht/3mt0LjL» 

Para leer el artículo completo

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario